viernes, 10 de febrero de 2012

Cómo fabricar ruedas de skate

Para la mayoría de los mortales, raro es que coincida el trabajo con el ocio, Cuando esto ocurre por casualidad, como me pasó a mí el otro día, te das cuenta de la poca capacidad que le aplicas al trabajo, en comparación con la que podrías desarrollar si fuera posible trabajar siempre en lo que más te gusta.

El caso es que hace pocas fechas, me encontraba yo en Valencia asistiendo a una jornada sobre adhesivos estructurales, en un centro técnico especializado en investigación y formación en materiales plásticos. Interesante sin duda, el mundo de los metacrilatos y las resinas epoxi, pero en un receso entre ponencia y ponencia, me metí en una sala dónde había documentación sobre un trabajo desarrollado en un Master que se acababa de impartir allí. El título era sugerente:
"Estudio de mercado, producto, materiales y técnicas para la fabricación en España de ruedas de Longboard" .
Como no, me puse a hojearlo con entusiasmo, tomé mis apuntes y aquí os trataré de hacer un resumen.



De sobra es conocido que a pesar de que el skateboarding se popularizó en el sur de California en la década de los 50, no fue hasta la década de los 70, con la aparición del poliuretano como material para la fabricación de las ruedas (Cadillac Wheels), cuando se inició la revolución de esta modalidad de patinaje.
El longskate o longboard es una modalidad del skateboarding que está en claro crecimiento en los últimos años en todo el mundo, por dos razones fundamentalmente, la primera es porque encierra el espíritu primigéneo del surf, que consiste en simplemente fluir con armonía con las olas, con movimientos suaves, únicamente destinados a no perder velocidad y seguir en la ola el mayor tiempo posible, lo que se conoce como "carving", la segunda es menos prosaica, al ser estos patines mas largos, mas anchos y con las ruedas más separadas y anchas que un moderno skate de street, también son mas asequibles a todo el mundo, que puede disfrutar con ellos desde el primer día.

  El proyecto ha abarcado todas las etapas incluidas en cualquier trabajo de diseño de un producto fabricado con materiales plásticos: Estudio del producto: Uso final, requisitos, características...
- Estudio de mercado: Diseños de ruedas presentes en el mercado
- Estudio de los posibles materiales a seleccionar
- Estudio de las diferentes técnicas de procesado para obtener el producto.
Para el diseño de las ruedas de longboard se realizó una comparación entre los dos materiales más utilizados, policloruro de vinilo (PVC) y poliuretano (PUR), decidiendo que el PUR reunía mejores características para esta aplicación: mejor resistencia a la abrasión, buena adherencia, buena resistencia química y a agentes externos, siendo más elástico. Para que veamos qué listo fue Frank Nashworthy allá por 1972, que llegó a la misma conclusión y se forró con Cadillac Wheels.

 En cuanto a las técnicas de transformación a elegir, el PUR es más versátil ya que se pueden usar PUR termoestables para procesados en colada y PUR termoplásticos para procesados mediante moldeo por inyección. Las ruedas de un longskate contienen en su interior una pieza de un material rígido que se usa para alojar los rodamientos que le conferirán al patín la velocidad necesaria para deslizarse. Se trata de una pieza denominada núcleo. Para el núcleo, que, además de otorgar a la rueda mayor resistencia mecánica (soportando golpes, tensiones...) y protege a su vez al PUR, se realizó una comparación entre tres materiales termoplásticos: Polipropileno, poliamida y polietileno (PP, PA y PE) con resistencia mecánica superior al PUR y gran resistencia.
Se consideró como material más apropiado la PA, debido a la evaluación conjunta de todas sus propiedades. Esta pieza se realizaría mediante moldeo por inyección, para lo cual se diseñó la misma y el molde para producirla.

Existen dos procesos de transformación aptos para el PUR: moldeo por colada y moldeo por inyección. Teniendo en cuenta la pieza a fabricar se eligió como método más apropiado el moldeo por inyección por las siguientes razones: posibilidad de producciones de tiradas largas, rapidez, (mayor cantidad de piezas según el diseño del molde), es un proceso más automático. Además, con el moldeo por inyección se obtiene una pieza de buena calidad sin necesidad de acabado posterior. El molde se ha diseñado para la obtención de cuatro ruedas en una misma inyectada. Se ha tenido en cuenta su modularidad mediante la inclusión de postizos que permitirán, al ser intercambiados, obtener distintos tipos de ruedas. Se ha pensado en la inyección del PUR sobre el núcleo de PA, para lo cual se ha diseñado un sistema de apriete especial. Estas serían las diferentes partes que conforman el molde:



Por otro lado se evaluaron los diferentes ensayos que se deberían realizar para comprobar la calidad de las ruedas fabricada:
- Dureza Shore
- Coeficiente de fricción
- Comportamiento al rebote.
En cuanto al marcado de las ruedas con su nombre comercial y características se han considerado diversas técnicas de imprimación: tallado en relieve o hueco en molde, tampografía o la tecnología IML (In-Mould Labelling).
Este proyecto lo firma una chica que se llama Estefanía García, que supongo que será, ademas de una destacada ingeniera, una buena "rider".

2 comentarios:

  1. A esto le llamo yo aprovechar un viaje de trabajo, coño, algo interesante de verdad.

    ¿Ves posibilidades de negocio para esto? Mira que yo me apunto, eh?

    ResponderEliminar

Participa con tus comentarios, todos sabemos algo que nadie sabe,...comparte.